martes, 25 de noviembre de 2014

Mon Amour

En este momento no puedo pensar en otra cosa que no sean tus brazos sosteniendome, tus labios con los mios, tu sonrisa enorme y tus ojos sinceros; tus cargoseadas, tus risas sinceras, tus palabras contenedoras y lo bien que me haces.
No puedo dormir y es porque te extraño horrores aunque hayamos pasado casi una semana sin separarnos. Me queda grande la cama sin vos abrazandome, roncandome en el oído, incluso. Me falta alguien que me haga mimos hasta que me duerma y que me saque los miedos. Extraño a mi ángel de la guarda, que esta en la otra punta de la ciudad roncando hace horas, y yo dando vueltas sin poder cerrar los ojos por mas de un minuto.
Es tanto lo bien que me haces que me cuesta entender cómo no estás acá siempre en forma física si te pienso todo el tiempo. Dale, aparece que no puedo dormir, que te quiero abrazar y darte un beso de las buenas noches, que me quiero esconder en tus brazos del ruido del ventilador que me perturba, que me quiero despertar con tus mimos, que necesito tu compañía para descansar tranquila, que quiero que me digas que soy linda aunque tenga cara de dormida y este despeinada para poder empezar el día bien, que te quiero cerca siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario