sábado, 14 de junio de 2014

Para llenar vacíos

Un disparador de adrenalina, un shot de lo mejor, una distracción cuando la monotonía del día a día amenaza con tomar el control, una anécdota memorable para el futuro, un camino alternativo siempre a nuestra disposición para escapar un rato y jugar a ser libres.
Se trata de sincronía y complicidad, de reinventar a Bonnie & Clyde en el nuevo milenio, de reírnos de todo porque podemos y no pensar en el mañana porque no queremos, de ignorar a la moral y silenciar a la consciencia, de desafiar a la realidad y derribar estereotipos, de borrar los límites por un rato y actuar sólo porque sí, de pensar menos y sentir más, de saltar al vacío sabiendo que va a haber alguien esperándome en el fondo.
Que los episodios aislados se transformen en costumbres y que las desventuras se vuelvan historias que contar, que una amistad trascienda sin perder su esencia y que ya no haya vuelta atrás.
Sólo para estar mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario