domingo, 6 de mayo de 2012

Así.

A veces por necesidad, a veces por placer, y a veces sin motivo aparente, me surge esto de volver a replantearme cada fucking cosa que tengo en la cabeza.
Ideales, planes y opiniones se entremezclan en una vorágine infinita y tan inestable y desordenada como yo. Caprichosos, los conceptos se revuelven y fusionan una, dos, tres veces. Algunos vuelven a su forma original, otros mutan y muchos otros desaparecen como por arte de magia.
Es inevitable que me pase esto en semejantes momentos de locura, bajones repentinos y oleadas de inspiración. Es que cuando el mundo a tu alrededor empieza a desvanecerse, podes desaparecer, te podes perder, te podes caer y no levantarte mas, por lo tanto tenes que encontrar un escape, volver al principio, desechar y reescribir el mismo borrador mil veces y replantearte todo.
Estoy tan lejos de lo que solia ser que la simple idea de volver al pasado me resulta repulsiva. No me arrepiento de nada ni pienso revivir mi pasado, eso significaría aumentar mis carencias y perder mas de lo que estoy ganando. Y se encuentra muy lejos de lo que estoy buscando, de la realidad que quiero para mi.
Seré una loca, soberbia, inestable, caprichosa, rebelde e independiente, pero así soy feliz. No necesito nada, si bien quiero tenerlo todo. Soy tan vaga, impulsiva, bipolar, enigmática y desastrosa como lo fui siempre. Y qué? Quién dice que así no puedo estar bien, que no haya una virtud escondida entre tantos defectos? Acaso no hay esperanza para mí por haber nacido amando el arte, la expresión del alma en formas tan contradictorias como yo? Van a decirme que no hay salvación para los soñadores, que al final no queda nada para los egoístas, que en el mundo hay una sola verdad absoluta?
Si es así, con todo respeto pienso darme vuelta y seguir caminando como lo hice siempre, llevando al mundo por delante sin pedir perdón, así como soy, sin anestesia.
No hay que temerle a la vida, después de todo, solamente estamos de paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario