lunes, 23 de enero de 2012

Stop the clocks.

¿Qué harías si pudieras parar el tiempo? ¿Qué harías si un segundo fuera eterno y estuviera a tu total disposición emplearlo como quisieras? ¿Qué harías si mañana no llegara hasta que vos lo decidieras? Sería interesante frenar el tiempo, congelar momentos, volverlos eternos y poderlos revivir cuantas veces quisieras. Pero ¿Serviría de algo? Lo dudo, porque mañana siempre llega y el futuro está a la vuelta de la esquina. No importa si un segundo se hace eterno, siempre va a haber otro que lo siga, y otro, y otro, y otro.
No hay cámara lenta.
No hay pausa.
No hay repeticiones.
Solamente vos y tu futuro ¿Qué vas a hacer con él?

No hay comentarios:

Publicar un comentario