domingo, 30 de octubre de 2011

Una verdad entre tantas mentiras.


¡Hey!¿Hay alguien ahí?¿Seguís vivo?¿Seguís con nosotros? No, no te vayas, que te necesitamos acá... dale, vení a ocupar un lugar en nuestro grupo de orgullo por lo patético. Vení, que aunque estés demás te vamos a dar  la bienvenida, te vas a sentir como en casa, vas a ser uno de nosotros. Ah, ¿No querés ser uno de nosotros? ¿Querés tener lo que se llama personalidad? Ah, no, no, bebé, eso no existe. Acá, no existe... ¿De dónde sacás todas esas ideas locas? ¿Te las enseñaron en tu casa o son parte de esa basura hippie sobre la libertad que leés y escuchás todo el tiempo? Porque si querés ser diferente podés ir a muchos lados, pero no te podés quedar acá. Si estás acá tenés que ser un vago, un ignorante, y hacer caso a lo que nosotros te decimos, tenés que venir a votarnos y salir a la calle orgulloso de ser argentino, tenés que creer que nos preocupamos por vos (aunque, aquí entre nos, solamente nos importa el poder)... Ya entiendo, todo esto es por el uniforme... pero no te preocupes, ya te vas a acostumbrar a verte como tus pares, a no sobresalir, a ser un cero a la izquierda como todos ellos. No, che, escuchame ¡Escuchame, no te vayas! ¡Mierda, te dije que no te vayas! ¿Te lo voy a tener que repetir? No me hagas repetirte las cosas, no me gusta eso... no. Dale, vení conmigo, sentate a hablar ¿O preferís que te ate a la silla? No, no estoy jodiendo. Es en serio.
La cosa es que vos creés que podés venir acá y decirme qué tengo que hacer, cómo tengo que gobernar, pero no es así, bebé, no es así. ¿No te gusta que te diga bebé? Acostumbrate, porque acá no sos más que eso, un pobre infante que no sabe de qué habla, un pobre ignorante que sigue lo que los demás hacen. Tranquilito, que, de todos modos, eso no está del todo mal. No para vos, quiero decir. Porque mientras más bruto seas, mientras menos sepas, más fácil va a ser para nosotros esclavizarte y lavarte el cerebro... es lo que corresponde, es lo correcto. No creo que te cueste mucho acostumbrarte, a los otros, de hecho, les gustó. Lo único que tienen que hacer es sentarse y no hacer nada, no trabajan, no tienen que salir a buscar comida, no tienen que esforzarse por mantenerse con vida, total, nosotros los mantenemos. Eso sí, se prohíbe todo tipo de pensamiento racional. No hay tiempo para eso, no es momento para pensar, es momento para actuar, y como lo que ustedes hacen no sirve para nada, nosotros actuamos por ustedes. Por supuesto que no hacemos ni la mitad de las cosas que prometimos, pero eso es parte del trato... es una laguna en la ley. Uno promete, pero bien puede cruzar los dedos cuando nadie lo ve ¿O no? ¿Nunca rompiste una promesa? Ah, sos muy honesto entonces, bebé, pero eso te hace un mentiroso ¿Sabés? Sí obvio que esto tiene una respuesta coherente... yo tampoco entiendo bien el sentido de esto que estoy diciendo, en realidad, pero... ¿Vos creés que yo hablo sin saber nada? ¿Decís que soy solamente un personaje, que dice las mil y una palabras vacías, carentes de significado, que otros escriben para él? Bueno, en eso tenés razón. La verdad es que estoy todo el día atrás de un escritorio pensando en cómo gastarme la plata de todos ustedes mientras se rompen el lomo trabajando, pero es así, es ley natural, a ustedes les toca trabajar y a mí me toca fomentar un país de vagos e ignorantes que me obedezcan... es lo justo ¿No te parece? A lo mejor ahora suena un poco incoherente, pero ya lo vas a entender cuando te nos unas, bebé. Nah, no me digas eso, que me lastimás. No seas malo... Yo te estoy tratando bien, te estoy exponiendo los hechos con completa sinceridad, es lo que me corresponde, después de todo. Al poder no lo voy a perder, te lo aseguro, no hay conspiración que me tire abajo, ni persona que me pueda vencer... porque yo estoy acá por algo. No sé por qué, pero por algo debe ser, sino no estaría ¿O sí? Bueno, podemos decir claramente que también influyeron bastante mis contactos, que tengo lo que tengo por haber tenido un poco de ayudita, pero eso no es injusto. La ayuda es buena, bebé, cuando crezcas lo vas a entender, ya vas a ver. No, che, no te levantés ¿A dónde vas? No ¡Pará un poco!¡Acá nadie te está tratando mal, así que te pido resp...!¡Dejame terminar de hablar, no me interrumpas así! Bueno, dale, andate si te querés ir, ¿Sabés algo? Hay miles como vos allá afuera, no me vengas a decir que sos una parte vital de mi plan porque... sí, sí, yo lo dije, dije que te necesitábamos, pero es solamente una técnica de persuación, bebé, pensá. Uno más, uno menos... no me afecta.
Acá sos solamente un residuo reciclable de la sociedad que podríamos llegar a ser, qué más querés que te diga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario