sábado, 15 de octubre de 2011

Lágrimas.

Definitivamente odio no poder hacer todo lo que quiero, es algo que simplemente me frustra a tal punto de hacerme llorar. El tema es que soy de esas personas que lloran más por bronca que por otra cosa, y venía acumulando tantas cosas que una pequeñísima chispita hizo detonar la bomba de sentimientos que tenía guardados, los cuales, por supuesto, afloraron en forma de lágrimas. Se alejaron de mí lentamente todas las preocupaciones, mis broncas, el estrés, los sentimientos encontrados, lo que me hace daño.
Y fue genial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario