jueves, 23 de junio de 2011

Estaba dispuesta a terminar el trabajo prácico de Historia del Arte que tengo que entregar mañana, pero hay muy escasa información del tema, así que me dispuse a abrir la ventanita de Facebook que me había estado obligando a mantener cerrada para no distraerme (mi concentración dura muy poco, me aburro al toque y busco un escape) y me puse a ver fotos relativamente viejas. Me arrepiento de haberlo hecho, porque ya estaba bastante envenenada con una persona (a la cual está dedicada la entrada anterior) como para ver los comentarios y darme cuenta de lo falsa y mentirosa que es la gente. Es increíble como se puede querer tanto a alguien y despues empezar a acumular una cantidad inexplicable de odio por un solo acto que esta persona cometió. La confianza es lo que más rápido se pierde, y me duele acordarme de que en un momento pasamos buenos momentos, nos reíamos de todo, nos ayudábamos, nos contábamos todo ¿Para qué? ¿Para qué confié en vos? ¿Para que después me hagas esto? Uno suele valorar a las personas por sus acciones, y vos me demostraste que eras de una forma, cuando en realidad eras de otra muy diferente, andando entre las sombras, manipulando a las personas, mintiendo, siendo lo suficientemente hipócrita como para hacer que quisiera nunca haberte hablado. Volvería unos cuantos años atrás y desharía todo lo que me unía con vos, para después no decepcionarme así.
Pero la vida es rara, y por algún motivo te conocí, te consideré mi amigo, te valoré en su momento. Por algo habrá sido, a lo mejor para que finalmente aprendiera que gente con malas intenciones hay en todos lados, no es la primera vez que me pasa, no es la primera vez que me mienten ''por mi bien'', arruinando amistades y tirando por la borda todo. No se puede mentir por el bien de alguien, al menos no por el bien de una persona que odia tanto las mentiras.
Pienso en las posibilidades que hubiera tenido si vos nunca te hubieras metido en el medio, si nunca te hubieras interpuesto. Ahora confirmo que me mentías, pero ¿Y al otro lado? ¿También le mentías a lo que podríamos bien llamar la otra isla? A lo mejor creías que me estabas ayudando a construír un puente, pero en realidad lo destruías, por cada tabla que agregaba, vos destruías dos, y yo, como confiaba en vos, nunca me daba cuenta, y creía que estaba todo bien, que la culpa era siempre de los otros, que no podía confiar en nadie, pero te tenía a vos, así que te creía. Para mí era imposible que me mintieras, era algo que creí que no iba con  vos, que eras mejor persona. Me equivoqué, y mientras yo creía que a todo lo hacías desinteresadamente, como un buen amigo haría, me enteré de que en realidad manipulabas todo y, lejos de ayudarme, me alejabas de mis metas. Ya pasó mucho tiempo de esto, y una mentira (o unas cuantas) que vienen desde diciembre, terminaron por salir a la luz recién ahora. Casi siete meses creyendote ¡Qué pérdida de tiempo!
Nótese que con esto destruíste todas mis posibilidades, como bien diría NTVG, quiero solamente una cosa:
" Que saltes al vacío y que no vuelvas nunca, y que toda la vida te mate la culpa de haberme robado una parte del alma".
Eso hiciste, justamente ¿No te parece?

lunes, 20 de junio de 2011

Life won't wait

I watch it all change, take the news of the day and throw it away. Time will kill all the pain, fate will cure the decay of all this blind ambition. The greed brings us together.
Stand strong, stay true, be brave, it all comes down to you. Try to just let it go, know that just is too slow, but it comes in the end. Rise, the guilty will fall, stay, they can't take it all; they want the unimportant, it's love they leave behind. Stand up, aim true, keep heart, the future looks to you.
Every second you throw away, every minute of every day, don't get caught in a memory, cause life won't wait for you. No, life won't wait for you, my friend.
I'm watching the change, who will carry this flame? It all feels very strange. Dreams that men can be good, faith to live as we should and know we're all connected, we give ourselves the power. Stand strong, stay true, be brave, it all comes down to you. Every day that you wait, you're falling faster. No slide of hand, no twist of fate, no ever after. When it's gone, it's gone, I'll fight til the bitter end, life won't wait for you. No, life won't wait for you, my friend.

viernes, 17 de junio de 2011

Tus absurdas mentiras.

¿Qué pensás hacer? ¿Perder el tiempo como hasta ahora? ¿Seguir inventando mil y una historias que, al fin y al cabo, son solo producto de tu imaginación? No quise que esto tomara este rumbo pero, ¿Qué más se puede hacer? Cuando la hipocresía y la mentira se vuelven demasiado evidentes ¿Qué esperás que haga? ¿Querés que me quede de brazos cruzados escuchando todas esas teorías descabelladas tuyas? (Claramente, siempre por atrás, porque le temés a la frontalidad, como siempre) No, así no funcionan las cosas. Puede ser que, por un pacto de lealtad a personas muchísimo más valiosas que vos (solías estar entre ellas, pero ahora bajaste al último escalón), no vaya a tirarte todo de una, a descargarme de esa manera tan típica mía, tan de frente, sin anestesia, pero indirectamente, te tenés que dar cuenta de que algo anda mal. Puede que no sea la persona más dulce del mundo, pero tampoco soy siempre así de cruel ¿Me equivoco?
Llevo adentro una ira reprimida esperando a salir al exterior, una bomba a punto de estallar, el rencor transformando en un tornado que se va volviendo cada vez más violento, lleno de odio, pero también de pena. Pena por vos, porque con semejante ego (algo que siempre me criticaste erróneamente) sos incapaz de bajar del Olimpo (al menos supongo que ahí es donde creés que estás, a juzgar por lo que creés que sos) para reunirte con el resto de nosotros, los pobres mortales, y darte cuenta de una vez por todas que no sos un dios, no sos ningún santo y tampoco sos agradable. No sos Zeus, el mundo no gira en torno tuyo. Tampoco sos un oráculo, no tenés idea de nada, mucho menos las respuestas a todo aquello que todos dudan, no sos sabio, no llegás siquiera a ser inteligente, y con esos aires de superoridad, lejos de ser sabihondo (o parecerlo) quedás como un imbécil.
Durante muchísimo tiempo estuve equivocada, creyendo que eras otra persona, viendo solamente la máscara que le mostrás al mundo. Jamás dudé de la veracidad de tus palabras, jamás te critiqué mucho (¡Y mirá que soy bien criticona!) ni te exigí demasiado y, sin embargo, toda esa confianza que te tenía, construída durante mucho tiempo, con mucho esfuerzo, se desmoronó en cuestión de segundos. Tus mentiras ¿Te das cuenta de lo que ocasionaste con ellas? Le viniste a mentir a la persona equivocada, a esta no te la perdono, y esta no es la primera vez que me mentís de esta manera, podría decirse que tu vida se basa en mentiras, en falsedad, en hipocrecía. Puede ser que creas que sea una exageración, pero realmente diste en el punto justo para hacerme enojar ¿O creía que yo te iba a perdonar que te metieras con cosas tan importantes para mí? Lo fueron en su momento, y a lo mejor no todo me funciona gracias a tu intervención, así que gracias por haber tirado abajo miles de mis sueños. Gracias por haber hecho que te odie, gracias por destruír mis esperanzas, no con hechos, sino con mentiras.
Dicen que cuando el diablo mete la cola, nada sale bien, y bueno, en este caso, echaste tanta leña al fuego que te ganaste el nombre del mismo.