martes, 10 de mayo de 2011

Éphémère.

Gandhi dijo una vez que todo lo que hagas en tu vida va a ser insignificante, pero tenés que hacerlo de todos modos porque nadie lo va a hacer por vos. Es increíble lo efímeros que somos, tenemos una esperanza de vida cercana a los ochenta años, en algunos países, muchos menos años, lo cual es nada comparado con lo que lleva existiendo el planeta. Somos solamente seres que están de paso, podría decirse que nuestra vida es solamente una parada en la ruta a ningún lugar, que todo lo que hacemos es reducido a cenizas, porque dentro de un tiempo ya nadie se acuerda, ni siquiera vos. Es muy probable que nunca llegues a marcar un récord, ni descubras la cura para una enfermedad terminal, ni tampoco que detengas el calentamiento global, pero sin embargo, acá estás, ocupando un espacio, siempre de paso, caminando en un mundo demasiado grande para vos, que sos una hormiguita ¿Qué vas a hacer con tu vida? ¿De qué sirve hacerlo si, de todos modos? El día en el que te mueras ni siquiera vas a tener los recuerdos, nadie se va a acordar de lo que hiciste o por qué a menos que produzcas un gran cambio ¿Cuáles son las posibilidades de hacerlo? Son casi nulas, pero hay algo que tenés que saber:
Aunque posiblemente tus esfuerzos no te lleven a nada, vale la pena que te las pilas y lograr lo que te proponés cuando estás vivo, o al menos intentarlo, luchar por una causa hasta el final.
Viví a full, cumplí tus sueños, que nadie te frene, total, lo que sobra es tiempo para descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario