domingo, 24 de abril de 2011

Radio.

Mi nuevo vicio, por muchos motivos (la mayoría depende de la emisora que escuches, en mi caso, Rock&Pop), el principal, es el más obvio: no depende de la imagen. Es un medio de difusión natural, casi en bruto, que no se basa en las apariencias ni en los engaños que la propia imagen produce: sos vos, unos auriculares y una voz de alguien que posiblemente nunca hayas visto, de quien te formás una apariencia a partir de lo que dice, de lo que expresa con sus palabras, y no de cómo se ve. Por algún motivo que desconozco, las masas ya no escuchan la radio, temo que sea por lo que acabo de decir, justamente, porque prefieren una imagen en lugar de algo más natural. La radio se basa en gente expresando lo que piensa, sin máscaras, sin plástico, y un medio que aprendí a valorar justamente por eso, por la naturalidad de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario