jueves, 10 de marzo de 2011

Rutina.


Mi vida durante el resto del año va a ser una carrera contra el tiempo, de una punta a la otra de la ciudad, corriendo desaforadamente para llegar a horario a todos lados, saltando obstáculos y rompiendo récords. Ya se me complica desde ahora, que el año recién empieza, no me imagino lo que voy a ser en unos meses. Seguramente voy a querer tirar todo por los aires y abandonar, pero tengo varios métodos nuevos de motivarme, en especial, el hecho de que no quiero abandonar más nada, quiero terminar todo lo que me propongo y terminar el año cumpliendo todas las tantas metas que me impuse, quiero sentirme orgullosa de mí misma y terminar todo lo que empecé. Va a ser complicado, me va a faltar tiempo, y seguramente voy a querer agarrar todo a mitad de año y tirar las cosas por los aires, salir corriendo en la dirección contraria y tirarme al río, pero no lo voy a hacer, porque quiero ser todo lo que me propongo, quiero hacer todo, quiero sentir todo, quiero patinar, aprender inglés, ir al teatro, hacer reabilitación para mi espalda (escoliosis, no pregunten) y me gustaría empezar a salir a correr, pero no creo poder, de todos modos, sólo quiero saber que pude realizar todo lo que me propuse, que finalmente puedo llegar a fin de año y convencerme de que todo se puede hacer si uno se lo propone. No sé en qué momento voy a estudiar, supongo que será entre los huecos que tengo en los horarios, pero, como pueda, lo voy a hacer. Ya siento cómo el estrés invade mis venas, y la adrenalina de saber que al día siguiente no hay tiempo para parar ni cinco minutos me da ganas de más. Si llego viva a fin de año, se los hago saber.
De todos modos, si me empiezo a volver loca, se van a dar cuenta por mi pequeño canalizador de emociones llamado blog.

2 comentarios:

  1. Para algo estoy yo, para hacerte ir por buen camino cuando te desbarranques. Tranquila, nadie va a morir, y si administrás bien tus tiempos seguro que vas a llegar. Está bueno como una rutina más dinámica, y a su vez un tanto loca. Si bien es cierto que ya no te voy a ver más y que te voy a extrañar (ah, pará, por qué le mandaba tanto drama? xd), voy a estar ahí para golpearte cuando lo necesites. Te quiero, hermanita de mi corazón, y gracias por todos tus sabios consejos y golpes.

    ResponderEliminar
  2. Te quiero más, ovejito, pero en serio, voy a desaparecer, siento que me desvanezco.
    Me inspiraste, me voy a escribir.

    ResponderEliminar