miércoles, 26 de enero de 2011

My heart beats in its cage.


¿Ven que tengo razón? Es completamente normal, y mucho mejor para mantener la cordura, meter el corazón en una jaula blindada, sellada, cerrada al vacío, y meter todo eso en una caja de seguridad en lo más profundo de la Tierra al mejor estilo Gringott's, vigilada por un ejército completo, y que cada vez que fuera a retirar mi corazón de su lugar seguro me pregunten mil y una veces si estoy segura de lo que estoy haciendo. Porque tarde o temprano te terminás desilucionando, y llega un momento en que ya nada te viene bien, no es tristeza, no vas a llorar por alguien que desaparece cuando tiene ganas, no vas a sufrir por otro hombre inútil como muchos otros que andan día a día por estas calles, no vas a estar mal, pero, sin dudas, vas a tener muchas ganas de golpearle la cabeza con un mazo la próxima vez que lo veas. No soy del tipo de personas que se deshacen en lágrimas, que se consumen y se llevan consigo todo a su alrededor, como una vorágine imparable de sentimientos encontrados, dolor y sufrimiento, yo soy más del tipo que transforma todo en bronca, ira, odio, y, cuando pasan este tipo de cosas decepcionantes, caza el yunque y va a esperar a que ese desgraciado se digne a salir a la calle para revolearselo por la cabeza, no se si entienden lo que intento decir... Pero, como soy tan pacifista, no voy a hacer nada, no voy a revolear yunques, ni mazos, ni martillos, ni voy a salir a aterrorizar a los pobres citadinos, ni tampoco voy a agarrar una ametralladora y convertir en colador a cada pobre infeliz que se me cruce, o fusilar inocentes campesinos, no, me voy a quedar acá sentada viendo cómo el viento de verano se lleva todas mis penas, y voy a dejar que mi decepción, mi ira contenida, se convierta en energía que me permita seguir (¿Creés que sos un obstáculo? Te tengo una noticia, soy IM-PA-RA-BLE). Voy a esperar a que llegue ese día que realmente me valores, y te des cuenta de todos tus errores, eso puede suceder ahora, o en diez años, pero tarde o temprano va a pasar, y voy a estar ahí, viendo cómo te consumís, es más, voy a disfrutar del espectáculo.

2 comentarios:

  1. No es mala idea lo de depositar el corazón en Gringotts!
    Sos grosa Laru!
    Tenes despecho mezclado con fortaleza y es un resultado genial!
    Obvio que el tarado ese va a recibir su merecido, Karma is a bitch pero a veces puede ser la mejor!

    Que andes bien

    ResponderEliminar
  2. Sos una grosa jajajajajaja me causó muchísimo lo de Karma is a bitch, es toda la posta, pero cuando está de tu lado es imposible no aplaudirla.

    ResponderEliminar