lunes, 3 de enero de 2011

Me falta algo.


Por motivos desconocidos, no siento nada en estos últimos días. Nótese mi poca inspiración al escribir, mis pocas ideas, mis pocos pensamientos coherentes. Tengo ganas de escribir, de hacer que todo eso que se me pasa por la mente quede plasmado en las letras, me resulta tan fácil, pero me veo a mí misma repitiéndome la misma pregunta una y otra vez ¿Cómo hacerlo? No es difícil, simplemente dejas que las ideas fluyan, tanto el exótico éxtasis como la desolada agonía, pero últimamente es como si las rutas de mi mente estuvieran cortadas por algún tipo de manifestación de los límites de mi mente, que no permiten que las ideas simplemente broten, sino que las contiene. Veo, pienso, siento, y no lo puedo dejar salir. Me encuentro a mí misma mil veces al día mirando un punto fijo, en un trance tan profundo como infinito es el universo, pensando sobre un mismo tema que vive dando vueltas en mi cabeza, una y otra vez. No puedo creerlo, simplemente no puedo. Hay tantas cosas increíbles en el mundo, y parece ser que todas llegaron a mí como si yo fuera una casa de cristal lista para ser bombardeada por tanto granizo de incredulidad. Generalmente, escucho las cosas, las acepto o rechazo, y sigo mi vida, pero con esto me estanqué. El tema me da vueltas todo el día, no me deja pensar claramente, me impide olvidar, distraerme, concentrarme en algo que no sea justamente esto, es totalmente insoportable. ¿Será así la vida de aquéllos que buscan a toda costa la verdad? El que busca donde no debe, se entera de lo que no quiere, dijo alguien alguna vez. Parece ser que tenía razón. No son malas noticias, pero sí sorprendentes ¿Quién lo hubiera esperado? Esto me pasa por ser tan curiosa, si simplemente me limitara a mirar el horizonte y pensar en una vida material, como muchos hacen, las cosas serían más fáciles. No caben lamentos ni reproches por esto que soy, la persona más curiosa del mundo, y tarde o temprano me entero de la verdad de aquéllo que me quita el sueño, pero es verdad lo que dicen: a veces es mejor no saber. No porque esté mal saber, sino porque te ahorrás todo esto que me está pasando a mí.
Siento como si tuviera un pequeño vacío dentro de mí: un escenario donde alguna especie de ser creado por mi mente sentado en un taburete pregunta ¿Por qué, Lara, por qué?, con lágrimas cayendo de su borrado rostro, que brillan como diamantes diminutos cada vez que la luz los ilumina, y cuando estoy a punto de responder su pregunta, comienza a monologar, no acepta interrupciones, y el público invisible sentado frente a él se remueve incómodo en su aciento, contando los minutos para finalmente lograr liberarse de la tortura que supone escuchar a ese inestable ser y abandonar el teatro de una vez por todas. Lo peor es que saben que en realidad prefieren quedarse, porque las puertas están abiertas a todo aquel que quiera abandonar la estancia, pero ninguno se va, porque están hipnotizados por el pequeño ser y sus lamentos.
De fondo, de repente, se escucha un grito y aparece alguien mas en escena, un ser encapuchado, que le pega con un yunque en la cabeza al otro ser, y toma su lugar. Él, en vez de lamentarse, se queda ahí, simplemente, mirando a la audiencia con una expresión ausente ocultada bajo la capucha que utiliza como escudo contra la realidad. Pasa horas sentado ahí, mirando cómo todos se preguntan cuál va a ser su siguiente movimiento, porque no entienden nada, y es demasiado obvio que después de Crisis, llega Silencio pero... ¿Después de silencio?
Junto al cadáver de Crisis, emerge una plataforma fluorescente, hipnótica, y de ella baja otro ser que, a diferencia de los anteriores, es la representación viviente del éxtasis. Con un par de gráciles movimientos echa a Silencio, y empieza a hablar de los placeres de la vida y lo bellos que son los amaneceres. El público, desconcertado, escucha pero no entiende. De un momento al otro, un simple personaje pasó de estar días y días sentado ahí, monologando, sin esperar respuesta alguna, interrumpiendo cada uno de mis intentos por frenar su desesperación, silenciar sus lamentos, a ser reemplazado por otros dos personajes totalmente opuestos. Como no entienden, deciden quedarse a ver qué pasa, pero el telón baja y se quedan con la duda. No saben cómo podría seguir todo de ahora en más, pero en realidad tampoco quieren saberlo. Prefieren no saber, para no terminar como esos desdichados personajes desconocidos, que irrumpieron en la escena como por arte de magia.
Mi alma hizo las valijas y se fue, se llevó consigo todo lo mejor de mí, y me dejó como un puzzle incompleto, a la espera de la aparición de la última pieza, para encontrar respuestas, llenar espacios, darle al público lo que está esperando.

2 comentarios:

  1. Me conmovió todo. Voy a hacer un análisis si me lo permitís (si no, no me importa) jojojo xD. Este análisis se va a tratar de mi interpretación sobre el texto, y pensamientos que me vienen (?) Va:

    -----------------------------

    Yo estoy igual que vos con lo de la inspiración a flote pero no poder escribir un mísero texto. Es insoportable esta sensación de agobio que tengo.

    -----------------------------

    Consejo: tratá de hablar con alguien sobre lo que te pasa. Puede resultar incómodo, pero a veces hablar, sacar todo lo que uno tiene adentro, sirve. Lo hice hoy.
    Estoy pasando por un momento difícil en mi vida, te juro que me identifiqué con cada palabra que escribiste. Siento que estás pasando por lo mismo, por lo que si querés que hablemos no lo dudes nunca, porque sabés muy bien que soy tu amigo y que podés confiar en mí, y que soy como una tumba.

    "...si simplemente me limitara a mirar el horizonte y pensar en una vida material, como muchos hacen, las cosas serían más fáciles."

    Te digo algo: es verdad. La sociedad lo hace, y por eso está en la situación en la que está. No lo hagas, no escapes. Porque si escapás una vez, lo vas a volver a hacer y se te va a hacer costumbre. A mi mi vieja me esta rompiendo las pelotas conque vaya para su casa, y yo le digo "Claro, o sea escaparme", y ella me dice que si. Cuando me dijo "claro", o si, yo pensé "no voy a escapar", y no voy a escapar, voy a afrontar lo que me está pasando.

    -----------------------------

    Con respecto a tu historia, me llamó mucho la atención. Me hizo recordar a Gran Hermano, asociándolo con todas esas guerrillas que hubo en esa casa y todo el desmadre que se generó. Y tu relato me impresionó, en serio.

    -----------------------------


    Un beso enorme, y que todo esto te sea leve. Estoy por si necesitás a alguien.

    ResponderEliminar
  2. La concha de la lora, había escrito tremendo análisis (era re largo D:) y se me cagó al intentar publicar el comentario >:( / después si tenés ganas hablamos por msn, porque me gustaría debatir sobre esta entrada.

    ResponderEliminar