domingo, 2 de enero de 2011

A la sociedad, le falta personalidad


Son todos cada día más iguales, escuchan la misma música, van a los mismo lugares, se visten iguales ¿Qué les pasa? ¿Les gusta formar parte del montón, seguir a la multitud? No entiendo ese punto de vista, lo acepto, porque cada uno es quien quiere ser, pero no lo entiendo ¿Por qué querría alguien sumirse en la total uniformidad? ¿Será que tienen miedo a ser diferentes, a que no los acepten? Siguen a las multitudes, si uno salta, los otros también, la opinión de uno representa la de las masas. Ya nadie tiene voz propia, son todos ecos descerebrados, que repiten lo que oyen, así sea que lo creen correcto o no. Es patético, simplemente patético.

3 comentarios:

  1. Desde hace mucho voy notando como los adolescentes van decayendo. Se están volviendo plantas, todas monótonas e iguales, es insoportable. Sólo Ana, Augusto, vos, y un par más safan. Me rompe soberanamente las pelotas que la gente que quiero sea como un vegetal, te digo. Aguanten las ovejas negras, que todos los demás se vayan a la concha de su madre.

    ResponderEliminar
  2. Ah, y tenés muchísima razón respecto a tu comentario en mi blog:"Somos dos soñadores víctimas de nosotros mismos." ... Me estoy volviendo loco.

    ResponderEliminar
  3. Yo también llegué a la misma conclusión y lo exprese en mi blog: http://santitah.blogspot.com/2010/11/originalidad.html

    La verdad no sé porqué será pero es así

    ResponderEliminar