lunes, 20 de diciembre de 2010

Sólo están para dar lástima

Viviendo en su mundo de vulgaridad para llamar la atención, sin tener el más mínimo respeto por sí mismas ¿Cómo esperan que las trate la sociedad si lo único que hacen es rebajarse a una velocidad alarmate? ¿Cómo pretenden que se las respete si ni ustedes se respetan? A mí no me inspiran otra cosa que no sea pena y repulsión, por varios motivos:
Pena, por el simple hecho de que no saben lo que hacen, y desgraciadamente nunca se van a dar cuenta de eso, no les va a caer jamás la ficha de que no valen nada siguiendo ese estilo de vida tan desastroso que llevan. Son juguetes de una sociedad que busca que estén así, se las ve caer más y más bajo, y nunca van a salvarse del crudo destino que les espera cuando llegan al fondo. Un día, van a querer salir a flote, pero ya van a tener más que escrito todo su destino, y van a tener una etiqueta pegada en la frente de por vida. No se van a sacar más de encima todos los errores que cometieron.
Repulsión, porque no entiendo cómo alguien puede caer tan, tan bajo y seguir hundiéndose, al parecer por su propia decisión. No quieren cambiar eso, prefieren seguir alimentándose con su propia vulgaridad y pateticidad, yendo abajo, abajo, abajo. A un hoyo que ellas mismas cavan, del cual les es imposible escapar, porque está sellado con sus propia vulgaridad y falta de autorespeto. Se regalan, no se valoran, y les da exactamente lo mismo lo que sea de ellas, una vez que empiezan, no paran.
Esa es mi generación, una vergüenza terrible, vergüenza ajena, vergüenza de mí misma, por pertenecer a la misma generación que estas ¿Personas? (¿Lo son?). Por suerte mi autovaloración y mi preocupación por mí misma me separan radicalmente de ellas, de lo que son, de lo que aparentan, de lo que hacen y lo que no hacen, somos de círculos diferentes, y no puedo hacer nada más que agradacer por eso.

1 comentario:

  1. Es muy cierto lo que decís, Lara!
    LA verdad no sé porqué no piensan un cachito lo mal que lo pasan, porque no ven otros claros ejemplos de que el camino por el que van no lleva a nada lindo, se cagan la vida solas y no les calienta nada.
    Después terminan internadas, golpeadas, embarazadas y llenas de hijos.
    A mí también me da bronca, porque sólo ellas pueden cambiar eso que eligieron, y no se dan cuenta de eso. Es molesto pero por lo menos nosotras sabemos que no seguimos el mismo camino!

    Bezitozz

    ResponderEliminar