jueves, 16 de diciembre de 2010

Oh... la liberté.


Te fuiste al carajo. Así de corta. Lo extraño es que ni siquiera me molesta lo suficiente como para odiarte o querer cobrar venganza. De ésto dependía seguir incluyéndote en mis planes o dejarte en paz, ahora ya sé, y gracias a Dios me hiciste saber indirectamente que no me soportabas ¡Porque sino YO iba a quedar como una forra! Ahora que sé que no te importa, me saqué un peso de encima, y puedo organizar todo todo en paz, con el lugar que dejaste libre, pude hacer entrar a alguien más valioso en mi agenda. Así que, al fin y al cabo, gracias por ser una bestia animal falso de los abismos más profundos, por fin mostraste finalmente lo que sos, no más máscaras ¿No?
Al menos, no por un tiempo... mejor dicho, nunca más, no te voy a ver nunca más.
No me afecta.
Yo cometí mis errores, temo decir que no fui de las personas más simpáticas con vos, en realidad, siendo sincera, fui una persona total y completamente hostil. Me salió de mi envenenadísimo corazón, y creo que no lo lamento. La verdad es que hay gente que te banca, y hay otros que a la primera complicación o desmotración de desacuerdo entre ideales se toman el primer avión al olvido que ven. Fuiste del último grupo, al primer contratiempo, buscaste una salida. COBARDE.
Ahora, las cosas salen como yo quiero, y me parece genial ¡Ya era tiempo de acertar una! La verdad es que únicamente me está yendo bastante bien, más que nada, porque me siento bastante libre, no sólo en mis decisiones, sino en mis pensamientos, al no estar atada a tantos horarios, tengo más tiempo para reflexionar las cosas, hacer lo que me gusta, poner la música a todo volumen y cantar desafinadamente como si al no hacerlo mis pulmones fueran a explotar. Tantas emociones que querían salir, tantos recuerdos que querían ser revividos. Pintan para ser unas vacaciones hermosas, porque últimamente ni las sombras más oscuras me apagan, ni siquiera las peores personas logran tirarme abajo, llevo el optimismo como estandarte, y no me para nadie.

4 comentarios:

  1. "gracias por ser una bestia animal falso de los abismos más profundos"
    Ame esa frase!

    Me parece muy pero muy bien que te hayas liberado y hagas de las tuyas, es lo más sano!

    ResponderEliminar
  2. Bien oveja! un parásito menos. Eso es bueno, si. Me gusta.
    Eso de estar sin clases afecta a las personas, realmente.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, ya me liberé, ahora hay que enfrentarse a las consecuencias...

    ResponderEliminar
  4. Lo lógico sería que si una persona se libera de algo negativo, venga algo positivo. No te preocupes, que seguro que este cambio va para bien.

    ResponderEliminar