jueves, 23 de diciembre de 2010

Fool enough to stay when I should go.

Se me planteó un nuevo problema: soy demasiado impulsiva. No pienso en lo que hago, en las posibilidades, en la verdad (la cual es segura, no una simple duda). Y ahora, que tengo la mente total y completamente libre, termino pensando en cosas que no valen la pena. Me dicen que no siga a mis instintos, pero ya tengo dos problemas con esto, el primero es que no creo poder, no a esta altura, y el segundo es que no sé si quiero, no simplemente porque mi personalidad está constituída principalmente por un elemento: la contradicción, y seguir lo que dicen me resulta complicado, me dicen que no, y yo redoblo la apuesta cada día. Es insoportable el hecho de saber que seguir adelante no vale la pena, pero sentirte incapaz de abandonar a medio camino, soy lo suficientementemente idiota como para quedarme cuando debería irme, como dice Bon Jovi, y lo peor es que soy completamente consciente de eso, me da cierta impotencia. Una necesidad de avanzar, y la obligación de retroceder, es humillante sentirse tan... así. No tiene nombre, porque es un sentimiento contradictorio, es algo que tengo que realizar yo misma, es algo que tengo que descubrir yo misma, es algo por lo que tengo que luchar a mi manera (una no muy recomendable, debo aclarar)
Me molesta saber las cosas y no querer aceptarlas, puro orgullo, puras ideas y sentimientos entremezclados, que terminan atándome, encadenándome. Detesto ser tan así como soy, pero me gusta el hecho de seguir luchando por lo imposible, por lo que posiblemente me termine haciendo daño (así de masoquista soy). Soy lo suficientemente imbécil como para tener estos sueños tan futuristas, imposibles, y creer que pueden llegar a hacerse realidad. No soy negativa, sino realista ¿Qué posibilidades tengo?
Necesito, definitivamente, una distracción lo suficientemente fuerte como para mantenerme alejada de esto, necesito escaparme, pero no quiero alejarme, ¿Debería darme por vencida y simplemente dejar de luchar contra esto, dejarlo ganar? No puedo, no quiero, no debo ¿O sí? Es una sensación rara, estoy tan feliz como me es posible, y tan mal, tan enojada, tan encontra del mundo, con tanta impotencia que rompería todo en pedazos. No sé si es odio mal dirigido, si es contra mí misma, contra el mundo, contra alguien en especial. Una angustia demasiado profunda como para salir de ella me inunda, un je ne sais quoi (usó mucho esa frase últimamente, cómo nunca sé nada, me viene bien). ¿Me estoy volviendo loca, o ya lo estoy?
Perdida, perdida, perdida ¡Basta de perderme! No hay consejo que me sirva, palabras que me consuelen, o arte que me llene, me siento tan vacía, y tan llena al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario