miércoles, 10 de noviembre de 2010

Se torna insoportable.
No sé por qué tengo esa necesidad de decirle a la gente lo que hace mal, no sé por qué me importa, pero me resulta imposible no ver los defectos de una persona para conocerla y aceptarla (o no). Me molesta, me incomoda, me pone histérica la gente sin personalidad. Por personalidad no me refiero solamente a la apariencia física de la persona, sino a lo que piensa, a lo que dice, a lo que calla. ¿Tienen una idea de la cantidad de gente que vi en estos últimos días siendo clones de la persona que tienen al lado? A lo mejor es solamente mi impresión, pero me parece que hay cada vez más monotonía en la gente, cada vez se mezclan más, buscan mezclarse ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay de ser, decir, pensar, hacer lo que haga el prójimo?
Está bien, yo lo acepto, me gusta ir en contra de lo que digan, de hecho, me encanta ser lo contrario a lo que sean los otros, es mi manera de ser, no me dejo influenciar, no sigo a nadie, al contrario, contradigo a todo el mundo, y eso es irse a otro extremo, pero, sinceramente, prefiero eso antes que mezclarme entre las masas, ser una más, eso no me gusta, me desagrada, me causa repulsión. Ya sé que soy por demás exagerada, a veces, pero sinceramente, eso es lo que me produce. Cuando veo gente que se mimetiza con su grupo, camaleónica, me da bronca, mucha bronca, es un impulso eléctrico que me dice que les tengo que pegar un palazo en la nuca, es tremendo, casi criminal. Es odio gente, es odio, odio a la monotonía, a la normalidad. Yo siempre jodiendo con el tema de ser originales, de ir en contra del mundo, de revolucionarse, y si te dicen que sos demasiado alta, ya fue, te ponés unos tacos de trece centímetros y sos más alta todavía, es un ejemplo, pero, ¿Me entienden?
Yo, sinceramente, no entiendo qué es lo que me impulsa a ir e influenciarlos a que sean ustedes mismos, a que sean originales, no debería importarme, no debería preocuparme, pero me resulta molesto que en el mundo haya cada vez gente más parecida a los otros, que la humanidad en sí se esté convirtiendo en una masa enorme, que muchos quieran encajar en un perfil que no es el suyo solamente para no quedar colgados, que haya estatus entre los escalones de la sociedad, eso de 'yo te sigo' me parece absurdo, la idea de seguir a los demás por más humillante que sea me parece estúpida, querer agradarle al mundo, es inaceptable.
Siempre que puedo, le doy a la gente el mismo consejo, y es justamente ese, que sean lo que son, lo que quieren ser, lo que ellos esperan de sí mismos, porque no hay necesidad de encajar, no hay necesidad de ser lo que otros esperan de vos. Muchos, por inseguridad u otros motivos, creen que eso es necesario, que yendo a los lugares correctos con la gente correcta pueden lograr algo en su vida, y a lo mejor sí lo consigan pero, ¿Serían felices viviendo tan estereotipados, tan metidos en ese esnobismo innecesario e irracional? Ustedes sabrán, juzguen ustedes sus propias acciones, pero, desde mi punto de vista, la vida de esta gente no es más que una pérdida de tiempo.

2 comentarios:

  1. camaleónica, guarda xD.
    Es así, Laru. Ultimamente la gente no piensa. No te suicides (?)

    ResponderEliminar