jueves, 11 de noviembre de 2010

Era una época cuando todo era multicolor, el suelo, el cielo, todo fuera de la ventana resplandecía reflejando los colores del arco iris y todo era felicidad. No sé por qué, pero volviendo un año atrás se me viene esa imagen multicolor, todo como sacado de un sueño, más que de mis propios recuerdos, todo tan brillante, tantas cosas que me acuerdo, tantas que olvidé, tantas que desearía volver a vivir. Puede ser que estuviera notablemente más perdida que ahora, pero hay algo que me dice que tendría que volver a esa época, a lo mejor a corregir errores, o a vivir cosas inolvidables nuevamente, es como si los recuerdos me llamaran, tentándome con todo ese color, esa fluorescencia que emitían las cosas, las personas, la visión del mundo bajo los rayos del sol, la luz que emitían las personas, sonrientes, caminando por la calle desde muy temprano hasta bien entrada la noche. No había horarios, y estábamos todos cerca de un fin, del cierre de otro ciclo, de un año que llegaba a su fin, justo como ahora. Pero me estoy dando cuenta de lo diferentes que eran las cosas aunque no haya pasado tanto tiempo, no sé si todo era mejor o peor, pero por lo menos sí era más tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario