martes, 30 de noviembre de 2010

Afuera, el cielo está oscuro, lluvioso y el viento azota con violencia los árboles, castigándolos. Caen relámpagos constantemente, no muy lejos de donde me encuentro, que iluminan toda la calle y dan la sensación de estar el algún tipo de dimensión paralela, y que cada rayo es una nueva persona que llega. Una tormenta.
No estoy bien.
Es simple saber el motivo.
Mientras más sé, más daño me hace. Es imposible no abandonar el médico con los ojos llenos de lágrimas y un humor horrible. Sé que tiene solución, pero hay una parte de mi que no quiere afrotarlo, que quisiera haber nacido bien, para que no tuviera que hacer nada ahora. Me. Molesta. Ser. Un. Desastre. Y esa es justamente la clase de catástrofes que considero significativas. Hoy me sentía chiquita, como si el mundo a mi alrededor hubiera aumentado su tamaño al doble, y yo me hubiera quedado abajo, solita. No me gustó esa sensación (está de sobra el comentario), no estoy acostumbrada a eso, tampoco quiero eso para mí, pero saber que no estoy en igual de condiciones con todo el mundo me hace daño. No es ninguna novedad, lo sé hace casi dos años ya, pero no puedo evitar derramar algunas lágrimas con los nuevos estudios, viendo los resultados. Empeoré. Podría seguir empeorando. Ahora, es manejable, pero no se sabe hasta qué punto voy a llegar antes de que sea grave. Todo me da lo mismo, solamente quisiera escaparme lejos, y dejar que la suave brisa se lleve con ella mis problemas.
Definitivamente, tengo que aprender a relajarme más.

2 comentarios:

  1. Quizás!
    A pesar de que es feo sentirse así de chiquito, hay que tener en cuanto que somos uno más en el mundo!
    El mundo es grande y nosotros sólo ocupamos un espacio chiquito!
    A comparación de tantas cosas somos un microscopio, obvio que la sensación es fea. Pero tené en cuenta que todo depende de vos!

    A mí normalmente todo me importa poco, y si empieza a ser grave tenes que cambiarlo!
    Que andes bien

    ResponderEliminar
  2. Bueno, lo que tenés que tener fijo es que no estás sola, por lo que no te tendrías que sentir de esa forma. Lo segundo que tenés que tener fijo es que tiene solución. Y lo tercero es no tener pensamientos negativos.

    Pensá en lo segundo, afrontalo, apoyate en los demás (que para eso estamos) en esos momentos en los que no puedas más, y ponele fuerza, voluntad. Si poseés todo esto, estoy seguro de que vas a salir para adelante :).

    Fuerza, Laru. Estoy para lo que necesites. Te quiero :).

    ResponderEliminar