sábado, 9 de octubre de 2010

Sin anestesia

No sé por qué, en estos días, la sociedad en sí se limita a mentir comulsivamente para hacer sentir bien a la gente. Yo no dgo que deberíamos ser todos demasiado directos (como suelo ser yo, que hablo antes de pensar), pero las cosas serían mucho más fáciles si dijéramos las cosas como son, así de corta, sin anestesia. No entiendo por qué tenemos la necesidad de sentirnos bien con las cosas, así, en vez de abrir los ojos, estamos cada vez más ciegos. Nos estamos volviendo cada día más ignorantes, ciegos a la verdad, pero solamente porque no queremos ver. Cuánto apostamos a que la mayoría de nosotros prefiere que le digan una mentira piadosa que los haga sentirse mejor antes que escuchar la cruda verdad. Cuántos de nosotros no habremos mentido piadosamente para no hacer sentir mal a alguien. No lo hacemos de malas personas, por lo menos yo no, y eso que odio la mentira, pero a veces es mejor manipular un poco la verdad para que los otros no se sientan mal. Yo a veces lo hago, y no sé por qué. O sea, siendo que la mentira es una de las cosas que más me molestan ¿Por qué mierda suelo exagerar un toque para que la gente a mi alrededor se sienta bien? Es simple, porque no quiero que estén mal, pero al no decirles siempre las cosas de frente les doy una idea errada de las cosas, y eso los puede terminar perjudicando, pero si les dijera las cosas de una, a lo mejor se sentirían para la mierda, de hecho, hice sentir mal a muchísima gente por ir muy de frente, no por mis malas intenciones, sino por no pensar.
Lo único que queda es pensar antes de hablar, y aunque las cosas son mejores sin anestesia, a veces es necesaria para evitar un dolor emocional incurable.

3 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo laruuu.. muy pero muy sabias palabras.. Amo lo que escribis ajajaj (toto) :)

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gusta ir de frente con la verdad., aunque a veces siento lástima por el que tengo en frente y la omito, pero son pocos los casos. Otras veces no lo digo por el simple hecho de que no me apetece discutir con los demás, debido a que a la gente no le gusta la verdad. De hecho, podría decirse hasta cierto punto que la toman como una enfermedad, pero no nos extendamos.
    Insisto siempre: Amo lo que escribís. Sos una ídola.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por decirme que soy una ídola, pero hay muchos que son mejores que yo, no me merezco el honor :B

    ResponderEliminar