jueves, 12 de agosto de 2010

Cómo cambiamos... cosas que no nos importaban ayer hoy se tornan vitales, y viceversa. Pasa el tiempo y todo cambia, nosotros y lo que nos rodea, no somos los mismos de antes ni los que vamos a ser mañana, vamos a seguir cambiando. Por mi parte, estoy orgullosa de considerarme una persona rara, sí, rara, en parte todos somos raros. Considero rareza a todos aquellos que no nos dedicamos a seguir a la multitud, y aunque por ello me tenga que quedar sola por el resto de mi vida (de a poquita va pasando), no me importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario