lunes, 26 de julio de 2010

Nada mejor para arreglar un ego dañado.

Oh si, sol. No, mentira, ya sé que arranco diciendo boludeces, es muy típico en mí, estoy mal (y no me preocupa en lo más mínimo). Bueno, hoy tuve un día jodido, por así decirlo. Me di cuenta de lo rápido que paso de la histeria/nerviosismo a una paz total, es como si tuviera un botoncito de encendido-apagado en la cabeza que se hiciera click solito. Llegué bastante recuperada de lo que podría haber sido la segunda parte de Thriller (los que hayan visto el acto el año pasado me entenderán) y lo primero que hice fue prender la PC. Ese fue el momento en que fui feliz. Abrí el mail y tenía varias alertas de reviews, favorites y etc, etc, de gent que conozco y otros que no. La verdad es que me vino bastante bien leer todos esos mensajes hermosos que deja la gente que sabe apreciar lo que hago. Poco a poco (fuimos volvieeeeeeeendonos locos...) voy recuperando lo que dejé atrás hace bastante y vuelvo a comenzar a caminar por senderos que había abandonado hace un largo tiempo.Vuelvo a creer en cosas que creí estúpidas en algún momento, a ver más allá de las apariencias, a llevarme al mundo por delante.
No sé por qué, todo pasó bastante rápido, pero me di cuenta de que yo misma tenía un concepto erróneo de mí misma, y gracias a eso iba por el camino equivocado. De algún modo tenía que volver a redescubrirme. La oportunidad me llegó hoy (todo de golpe, como ya dije) y no la voy a dejar pasar. Las oportunidades no se desperdician, si vos no las aprovechás siempre va a haber otra persona que le venga bien, pero hoy no voy a dejar nada de lado, absolutamente nada...
Todo lo que hagas en tu vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario